Nini Walker. Aprendiendo a andar con un curioso invento

 

Durante la etapa en la que los niños comienzan a aprender a andar los dolores de espalda son más que habituales en los padres. Así que ves preparándote ya que vas a necesitar algo más que unos buenos zapatos para niños.

Niniwalker, un invento del biólogo gallego Antonio Vilar, ha sido creado para ayudar a que los pequeños aprendan a andar adprtando una postura correcta sin que los padres tengan que padecer los molestos dolores de espalda. Con este invento se evitan las posturas incómodas tanto de los padres como de los hijos.

El Niniwalker. es un artilugio muy sencillo, está formado por un bastón de aluminio con un manillar en el extremo superior para que el adulto lo agarre, una parte curvada para evitar que el pequeño se golpee la cabeza, un manillar en el medio para que lo agarre el niño, y dos ruedas en la parte inferior que facilitan la movilidad. Según las propias palabras de Antonio Vilar, su inventor, “es una extensión del brazo del padre para cuando el niño deja el arrullo bebe, además el aprendizaje se facilita porque los paseos, al llevar una postura cómoda, son más largos. Puedes encontrarlo aqui a un buen precio.

No te ocupara espacio en lka habitación de los niños en la que por cierto. ¿Has pensado en cambiarle la apariencia con vinilos decorativos?

El Niniwalker cumple con la normativa europea y está bien visto por pediatras, no como sucede con otro tipo de andadores, aunque sólo se debe utilizar cuando el bebé esté preparado para su uso y tenga la suficiente fuerza en las piernas para mantenerse de pie.

Otra de las ventajas de este artilugio es que es plegable, lo que facilita su transporte y que se puerda guardar sin que apenas ocupe espacio cuando no se necesite, y funciona en cualquier tipo de terreno como arena, césped o asfalto.

Cómo elegir bicicleta para tus hijos

Al hacemos mayores solemos recordar con añoranza aquellos buenos momentos que pasamos a montados en nuestra bicicleta. Es hora quizás de plantearnos que nuestros hijos también recuerden sus paseos en bici de una forma feliz. Para que esto sea así en lugar de una experiencia traumática dependerá de que elijamos la bici adecuada para ellos.

Consejos a la hora de elegir una bicicleta infantil:

    • Mejor sin cambios: Aunque los mayores nos dejemos influir por platos y piñones las bicis para niños es mejor que carezcan de cambios. Normalmente los pequeños no utilizan los cambios y si lo hacen, lo hacen mal. Además el sistema de cambio necesita mucho mantenimiento y cuidado.
    • No elijas bicicletas de juguete con patines, aunque los patines, también conocidos como ruedines, harán que nuestros pequeños no se caigan, les dificultan el aprendizaje. Este tipo de bicis suelen tener una mala calidad en sus rodamientos y se mueven con mucha resistencia. Además con este tipo de bicis los niños no mejorarán el sentido del equilibrio. Es mucho mejor optar por bicis sin pedales para que vayan adquiriendo equilibrio y seguridad de forma progresiva, de este modo además evitas que cuando los niños dejen de rodar se golpeen con los pedales.
    • Cuidado con el tamaño. No pienses en que la bici le tiene que durar varios años, si elegimos una bici de montaña demasiado grande, los niños se sentirán inseguros y tendrán problemas de estabilidad y manejabilidad. Todo esto haría que por una parte aumente el riesgo de caída y por otro hará que el niño esté menos motivado para aprender. Una bici demasiado pequeña también resta maniobrabilidad, en ningún caso los codos y las rodillas se deben chocar mientras pedalean.
    • Elige el cuadro apropiado: Para los ciclistas más pequeños, de entre 3 y 6 años, el cuadro de la bici puede ser un obstáculo, en estos casos debes optar por un cuadro relativamente bajo y hacia el medio para que los niños puedan pasar fácilmente la pierna sin que se sienta aprisionados.

 

 

Aspectos que tenemos que tener en cuenta para elegir el tamaño de la bici:

  • Cuando el pequeño esté sentado sobre la bici, debe colocar las dos manos sobre el manillar y los brazos le deben quedar ligeramente flexionadas.
  • Los pies siempre deben quedar totalmente apoyados en el pedal durante la pedalada, y cuando el pedal esté abajo las piernas deben estar casi estiradas por completo.

Aunque el tamaño de la bicicleta puede varias de unos niños a otros en función de la altura, como norma general, el tamaño de las ruedas que debes elegir en función de la edad es el siguiente:

  • 2-5 años: entre 12” y 18” de rueda
  • 6-8 años: 20″ de rueda. La altura depende del grado del equilibrio, por lo que si es necesario, se elegirá un diámetro más pequeño.
  • 8-11 años: 24″ de ruedas o incluso 26” dependiendo de la altura.

Beneficios de que los niños anden en bicicleta:

  • Le ejercita los músculos de las piernas y del abdomen y le fortalece el corazón.
  • Perfecciona su sentido de la orientación y su sentido del equilibrio.
  • Afianza su esquema corporal y mejora su habilidad psicomotora.
  • Aumenta su autoestima.
  • Le hace sentirse más autónomo.
  • Le permite relacionarse de forma más activa e independiente.
  • Le ayuda a descargar las tensiones, le abre el apetito y le ayuda a dormir.
  • Estimula su capacidad de atención y concentración y entrena sus reflejos.
  • Amplía notablemente su campo de exploración, exponiéndose a más estímulos que incentivan su curiosidad.
  • Y además es un deporte que se puede hacer en familia.