Cocina de madera. Un juguete para disfrutar de la infancia

jugar-a-cocinitas-de-madera

Nos gustaría inagurar esta sección con un “clásico” de los juguetes de madera, la cocinita para niños y niñas,

Éste es uno de aquellos juguetes, con el cual, vuestros hijos pasarán y disfrutarán mucho tiempo. Por regla general, son un poco caras, pero os aseguramos que son una muy buena inversión para vuestros hijos, la utilizarán tanto las niñas como los niños. El tiempo que pasarán con ella es considerable y muy satisfactorio.

Si les dáis un poco de “juego” para que os preparen y sirvan ciertas comidas, les fascinará. Cuando les veáis su “carita” de felicidad con sus creaciones gastronómicas, se os caerá la baba. Quien sabe, a lo mejor, ya les estamos mostrando el camino a una futura vocación.

 

No dudéis a la hora de comprar una cocinita, que sea de madera. El tacto, los tonos pastel y la estética de la madera son mucho más agradables que el plástico (normalmente con colores más estridentes y sintéticos).

Los peques disfrutarán mediante el juego de imitación, quizás cocinando un pastel de chocolate o cuidando a mamá con un  batido con piña.

Además, seguro que os encaja mucho mejor en la decoración de la casa, la coloquéis donde la coloquéis, en su habitación, en el salón-comedor o en la sala de juegos. Digamos que son más “chic”.

Cocinitas de madera a partir de los 3 años

Este juguete les empieza a sentar como anillo al dedo, apartir de los 2’5-3 años. Quizás algunos de vosotros, ya habréis notado, sobretodo las niñas, como se acercan a la cocina para observar que hacen sus madres. Pues bien, quieren trasladar acciones “reales” de la vida de los adultos, a su mundo. En muchas ocasiones, ya os piden que os quieren ayudar a preparar alguna comida, les fascina el juego de la imitación, y que mejor roll que el de cocinera, con su propia cocina. Les encanta ya que se pueden expresar a su modo y exteriorizar sus comportamientos espontáneos mediante personajes que ellos crean.

¡Marchando una de patatas bravas! ¡oído cocina!

Si os ha gustado este post, opinad más abajo, que eso nos animará, seguro.